Cargando...
Pablo Larrazábal: “De Seve me gustaría todo, pero en lo que me puedo parecer es en la garra”

Novedades

Pablo Larrazábal: “De Seve me gustaría todo, pero en lo que me puedo parecer es en la garra”

Un mano a mano espectacular con el actual N°1 de la Race To Dubai del European Tour. Su épica victoria en el Alfred Dunhill Championship, sus inicios, su entorno en el mundo del golf, cómo ve el golf latinoamericano, y mucho más.
Viernes 3 de Enero de 2020

En el ADN del deportista español (como del latino) está compuesto de un ingrediente principal: la pasión. Y tener pasión por algo, implica repetir esa acción siempre. Provoca un grado indescriptible de felicidad y placer, el realizar esa actividad que genera esta sensación.

Cuando hablamos del personaje principal de esta nota, no podemos dejar pasar este componente que describimos. Nuestro oriundo de Barcelona, no nos va a ocultar ningún sentimiento (ni dentro de la cancha, ni en la vida). Los rasgos de su admirado Severiano Ballesteros, como nos dijo su hijo Javier tiempo atrás, se transmiten en su estilo. No tendrá el mejor swing. Pero, el hecho de buscar la perfección en el día a día y su incentivo por medirse contra los mejores, generó que deje momentos difíciles de borrar para el mundo del deporte. Colin Montgomerie, Rory McIlroy, Phil Mickelson, Sergio García, y Henrik Stenson, son algunos de los nombres que no han podido con él.

Cuando a nuestro artista le surge la inspiración, se vuelve casi una pared difícil de derribar para sus competidores y para sus adversidades. Sudáfrica fue testigo de esto. Las ampollas de ese último día, no fueron un impedimento. En esta entrevista, pudimos entrar a una aventura llena de obras que dan gusto apreciar. Pudimos ver cómo se llevaron a cabo, cómo actualmente está la tendencia que va dejando el estilo del golf español, cómo está el golf latino (que es el que más se asemeja a este último), y el minuto a minuto de alguien que conoce este medio como nadie.

Una de las últimas frases de nuestra entrevista, lo dice todo. En este 2020, Pablo sabe cómo sonreírle al golf y tiene muchos motivos. No es una relación totalmente perfecta (no existe tal en ningún ámbito), pero, podemos asegurar que esta unión es totalmente pura y sincera. El pincel todavía tiene mucha témpera para seguir diseñando. Y diseños de calidad están asegurados por su sangre roja y amarilla, mezclada con el aroma americano. Están asegurados porque hay pasión en él. Hay garra por mucho tiempo.

Matías Miguel Torge para No Está Dada

Galería

Foto: Pablo Larrazábal, con su trofeo de campeón en Sudáfrica, a fines del año pasado

Notas relacionadas