Cargando...
Hero World Challenge: "Iceman" congeló al Tigre

Novedades

Hero World Challenge: "Iceman" congeló al Tigre

Todo lo que dejó la edición 2019 del torneo benéfico de la fundación de Tiger Woods en Bahamas.
Sábado 7 de Diciembre de 2019

Una nueva edición del “Hero World Challenge” en Bahamas ha pasado. El sueco Henrik Stenson, quien recibió 1 de los 2 “Sponsor Exemption” entregados por este torneo reservado para un field reducido de 18 jugadores, aguantó una gran cantidad de embates para ganar por un golpe y llevarse el torneo (del cual es anfitrión el legendario Tiger Woods), con una ronda de 66 golpes, 18 bajo el par del campo.

Este evento benéfico, que se realiza año tras año por la TGR Foundation (Fundación de Tiger Woods), arrancó con una pequeña competición de exhibición el martes, llamada “Hero Shot at Baha-Mar”, en donde, desde el hotel que alojaba a los jugadores, 6 integrantes del torneo (Jordan Spieth, Gary Woodland, Jon Rahm, Bryson DeChambeau, Stenson, y el mencionado anfitrión Tiger) competían en la modalidad “Closest to the Pin”. Este desafío consistía en ver quién, desde 100 yardas y cruzando fuentes de agua, sumaba más puntos según la cercanía a una bandera, mediante duelos de eliminación directa. Este evento fue ganado por Woods, generando su primer sonrisa de la semana y dejándolo preparado de la mejor manera para lo que iba a venir entre miércoles y sábado.
 

Miércoles a viernes: Gary Woodland y Patrick Reed empezaban a reafirmar porque fueron elegidos por el capitán para el equipo de la Presidents Cup de EEUU (recordemos que este torneo se realizó de miércoles a sábado para que el equipo de EEUU llegue en óptimas condiciones a este evento que se realizará en Australia), El primero, llegó como líder al día sábado, con un excelente final el día anterior (sendos birdies en el 17 y 18). El 2do, se mantuvo como líder hasta el viernes, donde fue protagonista de una polémica. Fue sancionado con 2 golpes de multa en el hoyo 11 por mejorar el asiento de su pelota. Ésta estaba hundida en una zona arenosa (“Waste Area”) y, mediante «swings» de práctica, fue sacando (¿inconscientemente?) arena, haciendo que la pelota quede en mejor posición para ejecutar el tiro. Innecesaria y evitable situación que hace que éste controvertido golfista seguramente tenga todas las cámaras encima, la semana que viene en Royal Melbourne, en uno de los torneos que más le gusta jugar (junto a la Ryder Cup).

En cuanto a nuestro anfitrión Tiger, tuvo un arranque flojo pero, con sendas rondas de 66 y 67, se metía a 2 golpes de la pelea y en búsqueda de una arremetida final que le dé por 6ta vez la corona de su campeonato.

¿Stenson? Poco a poco empezó a mostrar para qué estaba. Sin muchas luces el miércoles y el jueves, se coloca a un golpe del líder Woodland como escolta. Pero sin destellos de espectacularidad.  

Llegamos al día final en donde pasó DE TODO. Nuestro líder al día viernes se desmorona con un pésimo comienzo entre el hoyo 2 y 4, con sendos errores de putt y juego corto, haciendo que todos se arrimen. Llegando a la altura del 7, Tiger empieza a cobrar dividendos de su juego, sin fisuras de tee a green (hasta ese momento) para ponerse en la punta. Pero Stenson aguantaba la presión y también asumía su liderato con un tiro perfecto en el hoyo 7 y otro en el 8. Primera muestra de resistencia a la presión.

Pasan los hoyos, y el liderato se disputa entre estos 3 señores: Stenson, Woods y Thomas. Hoyo 13, Thomas empieza a perder terreno con un bogey, Tiger tiene unos hoyos 14 y 15 muy malos (los 2 hoyos más fáciles de la cancha) empezando a perder pisada también. Stenson con un excelente putt para par en el 11 y un kilométrico putt en el 13 sigue aferrándose a la punta. Pero, desde atrás, surge Jon Rahm. El español, con un águila en el 15 desde “una estación aparte” (les puedo asegurar que vale la pena volverlo a ver) y birdie larguísimo en el 16, obtiene el liderazgo quedando poco por disputarse.
 

Ahora bien, aparece la 2da muestra de resistencia a la presión del sueco. Su floreciente romance con su nueva madera 3 (ver notas anteriores de Stenson en la página para entender por qué digo esto) se manifiesta en el par 5 del 15, con un tiro de ensueño que hace que su pelota quede pegada a centímetros para un posterior águila, que le da el liderato por un golpe, manteniéndolo hasta el final de la ronda.

La sangre es fría en este sueco, cuando le toca enfrentar la presión. Esto demuestra por qué le dicen “Iceman”.

Matías Miguel Torge para No Está Dada.

Galería

Notas relacionadas