Cargando...
Ricardo “Pipo” Celia: El colombiano que eclipsó al Jockey Club de San Isidro

Golf

Ricardo “Pipo” Celia: El colombiano que eclipsó al Jockey Club de San Isidro

  Charla con el reciente ganador del 114 Visa Open de Argentina. Sensaciones, mirada a futuro, historia y mucho más.
Viernes 22 de Noviembre de 2019

Pasaron unos días de ese momento. La espuma de la victoria todavía no ha bajado para este talentoso golfista de Barranquilla. Y no es para menos. El hombre fanático de Junior en Colombia y con gran simpatía por River Plate de Argentina, tiene como ídolo a Teo Gutierrez y sigue a su equipo a la cancha cada vez que su calendario se lo permite.

Desde su casa nos da esta cálida entrevista, entre risas y distendidos códigos futboleros que van y vienen por whatsapp, cómo si el golf pasara a un segundo plano. Se lo ve un hombre sencillo, amiguero y con su pasión por la redonda muy marcada. ¿Será el relax después de haber conseguido el logro más importante de su carrera?                                   ¿Será el intento de disfrutar del esfuerzo que hizo en su carrera para darse esta oportunidad?. Abrimos la puerta de esta historia para que conozcas más acerca de “Pipo” Celia, el hombre que deslumbró a todos los argentinos.

- Ricardo: me imagino que todavía te cuesta caer a la tierra de lo que lograste. Llamados, entrevistas, nuevos proyectos y muchas cosas más. ¿Es tal cual lo soñaste antes de estar acá o no te lo esperabas? ¿Te desbordó la repercusión? 

-Sí, es un sueño hecho realidad poder ganar el Abierto de la República con la historia que tiene, con la cantidad de jugadores buenos que lo han ganado y que lo han jugado y conseguir la clasificación al British Open.

- Antes de ir a lo vivido de ese domingo inolvidable para vos, me gustaría que nuestra gente en Argentina conozca tus esfuerzos para llegar al profesionalismo. ¿Cuándo arrancó tu pasión? ¿Cómo te acompañó la familia? ¿Cuál era tu ídolo en ese momento? ¿De dónde viene el sobrenombre “Pipo”?

-Mi pasión por el golf arrancó desde muy chico cuando tenía 6 años. Mi padre siempre fue un gran golfista aficionado y me llevaba mucho a la cancha. Desde el primer momento me enamoré del deporte. Me pareció muy lindo y poco a poco fui mejorando y compitiendo. Yo siempre he sido muy competitivo y viajar y competir, no sólo en Colombia sino por fuera del país era algo muy chévere. Mi familia me acompañó muchísimo. No sólo mi padre, sino mi madre también me acompañaba mucho a los torneos y me apoyaba siempre durante todo el proceso. Mi ídolo en ese momento era Tiger Woods sin duda alguna y a nivel nacional Camilo Villegas. En cuanto al sobrenombre “Pipo”, me dijeron así sobre todo del mundo del golf y no sé por qué. Me dicen “Rico” mis amigos de Barranquilla que no me conocen por el golf.

¿Fue dura la decisión de ir a USA a la universidad y dejar la cercanía con tus afectos o te adaptaste fácilmente?

-Sí, fue un poco duro porque era dejar la casa, dejar la familia, dejar los amigos y empezar una vida nueva. Fue duro al principio pero la verdad me gustó muchísimo estudiar en Estados Unidos, competir con las universidades, hacer nuevas amistades, conocer campos increíbles, lugares muy bonitos. Yo creo que fue una experiencia muy bonita para mí.

- Llegaste al Tour Latinoamericano en 2014. Hiciste 3 cortes y un T-15. Al año siguiente ganaste en Quito por primera vez como profesional. ¿Qué se te pasó por la cabeza en esos momentos? ¿Cómo fue acostumbrarse a sentir que uno podía tan rápidamente sabiendo la exigencia del tour?

- Sí, fue un poco rápida mi primera victoria. Creo que llevaba 8 meses de profesional y la primera vez que estuve en contención, logré ganar un título. Me acuerdo que fue algo increíble. Desde el segundo día iba liderando y jugué muy sólido. Me hizo caer en cuenta de que era posible ganar, de que tenía una buena cabeza, de que tenía mucho golf por delante. Yo creo que, desde que gané, han sido unos 4 años de altos y bajos pero, en medio de todo, siempre he tenido esa fe de que puedo ganar y de que puedo lograrlo. 

-Entrando en ese momento de tu primera victoria. Liderabas el torneo al llegar al último día por un golpe. ¿Pudiste dormir la noche anterior? ¿Sentís que el vivir eso te dio el conocimiento necesario para entre otras cosas, enfrentar lo que enfrentaste el domingo? ¿De qué manera?

-Me acuerdo que dormí poco. Me levanté muy temprano a las 5.30 de la mañana. Tenía muchísima ansiedad. Era normal porque era la primera vez que iba a estar peleando por un torneo profesional y en el PGA Tour Latinoamericano. La angustia y la ansiedad era muy alta pero logré manejarlo porque estaba muy bien esa semana, sobre todo en el green putteando muy bien. Creo que eso me dio mucha confianza.

-Las buenas actuaciones en el 2015 te abrieron las puertas en 2016 a lo que se conoce hoy como Korn Ferry Tour (para quienes no lo conocen, el paso anterior a llegar a la elite del golf de Usa como es el PGA Tour). ¿Qué diferencias encontrás con el tour que estás actualmente? ¿Cuál es la mejor enseñanza que te dejo su paso por éste? 

-Fue una experiencia chévere. Estaba en el Korn Ferry, en donde ahí hay un poquito de mejor nivel obviamente. Ahí hay jugadores de mucha categoría. Hay una gran cantidad de jugadores muy buenos. Muchas experiencias positivas. Yo creo que conocí campos que nunca había jugado, aprendí a viajar dentro de Estados Unidos, y me di cuenta de que había que tener un muy buen caddie durante toda la semana. Yo no pude en ese momento consolidarme con un buen caddie semana tras semana porque tenía status condicional entonces no sabía si iba a jugar la otra semana o no. Era un poco difícil viajar o jugar de esa manera con la angustia de no saber si uno iba a jugar la otra semana o no. No fue fácil pero fue una experiencia que me hizo crecer muchísimo como jugador. 

-¿Cuáles son tus hobbies y en que te ayudan a relajar tu mente después del golf?

-Soy un ávido lector. Me encanta muchísimo leer. Trato de leer durante los viajes. Me gusta la historia muchísimo, leer novelas históricas, me gusta aprender, me gusta escuchar otros puntos de vista, aprender de otras personas. Leer sobre personajes históricos, no sólo a nivel nacional sino en el mundo. Yo creo que eso abre muchísimo la mente y pone las cosas un poco en perspectiva y te hace crecer muchísimo como persona que es lo más importante al final del día. Y desde ya que Junior y el fútbol en general me apasiona.

-Entando en lo que nos dejó el Abierto. Día domingo. Anteúltimo grupo. Arrancas con doble bogey al 1. En ese momento tenías a Augusto Nuñez detrás y el público alentando por él ¿Se te pasó algo por la cabeza en ese momento?

-Fue muy duro arrancar con doble bogey porque venía a 4 golpes del líder. Sabía que era importante arrancar bien y eso fue un poquito duro pero yo sabía que tenía que ponerme de vuelta en el torneo, haciendo un par de birdies. Sabía que, en los segundos 9, había muchas posibilidades. Logré hacer buenos birdies 5, 6 y 9. Me puse en par y cumplí el objetivo por los primeros 9. Fue duro arrancar así pero me logré sobreponer, que fue importantísimo.

-Luego, vino el Águila del 10 y los birdies consecutivos del 14 al 16 para recuperar los traspiés del 12 y 13. En algún momento de esos, ¿se te pasó por la cabeza que lo podías ganar?

-Cuando hice birdie en el 14, me puse a un golpe del líder y sabía que tenía muchas posibilidades porque venía putteando muy bien y pegando muy bien. Después, hago birdie 15 y 16 y me puse líder por 1. Ahí si sabía que estaba en mis manos, que definitivamente sí podía ganarlo.

- Si se puede, o si te acordás. ¿Cuál fue la charla con tu caddie, luego de ver que Brandon Matthews la dejara pegada en el 18? ¿Cómo fue convivir con la presión? ¿O no hubo?

-Sí, claro. Hubo mucha presión pero, desde el ángulo donde estaba yo, la bola no se veía tan cerca. Yo pensé que estaba un poquito más lejos. Pero me dio la sorpresa cuando vi las 2 bolas al lado. Yo sabía que tenía que hacer birdie para empatar porque la bola de él se veía cerca (no tanto como te dije que la vi). Fue lindo pegar ese tiro y lo voy a recordar mucho porque, si no lo pegaba, seguramente iba a ganar Brandon porque la tenía muy cerca. Ese tiro fue increíble. 

- Seguramente, así como viste la repercusión que generó tu victoria, fuiste testigo directo de lo vivido por Brandon Matthews en el playoff, tu competidor directo (para los que no saben, se disgustó por un grito que lo distrajo en el 3er hoyo de desempate, lugar donde se definió todo pero, al darse cuenta que fue un chico con Síndrome de Down, lo contactó en el momento, lo abrazó y le dio una pelota y un guante firmado). En las redes, se habla de también darle una invitación especial al Open por semejante ejemplo ético que nos dio. ¿Alguna mención al respecto? ¿Apoyarías lo mencionado en las redes?

-Lo de Brandon fue algo desafortunado. Algo que uno no puede controlar. Había mucho silencio obviamente, la gente muy respetuosa y un muchacho con Síndrome de Down no pudo controlar sus emociones. No sé muy bien qué fue lo que pasó pero Brandon lo tomó con grandeza y con muy buena actitud. Le firmó un guante, habló con él. Lo hizo sentir bien después de lo que pasó (seguramente la pasó mal el muchacho). Son una de esas cosas desafortunadas que le podían pasar a cualquiera en el deporte y, lastimosamente, esta vez le tocó a él. Yo le dije a Brandon que sentía mucho lo que había pasado porque no es la forma ideal de terminar un torneo. Él había jugado un golf increíble y creo que los 2 nos merecíamos la victoria.

- Vas a estar en el torneo más antiguo del mundo. ¿Hay un Open Championship que recordás más? ¿Pensando en grande, qué significaría ganarlo?

-Increíble que tenga que jugar el British Open. Va a ser una gran experiencia. Va a ser mi primer major compitiendo con los más grandes. Esto va a ser jugando el torneo más antiguo del mundo con tanta historia en un campo de estilo “links”. Yo creo que me va a gustar mucho y la expectativa es ir a pasarla bien, vivir la experiencia al máximo y tratar de jugar 4 rondas sólidas. 

Queda un mes y un poquito más para el 2020. Pero, para este gran golfista, el año calendario de su carrera profesional corre por otras vías. Arrancó una nueva etapa el lunes. Se le abren las puertas de nuevos horizontes. Esperemos (y lo deseamos) que el “Ticket” que acaba de “comprar” al Torneo más antiguo del mundo, le brinde un viaje lleno de emociones, nuevas experiencias y sabio aprendizaje.

Galería

Foto: Ricardo "Pipo" Celia, su triunfo en el Abierto de la República le dio el ticket al Open Championship

Notas relacionadas