Cargando...
Review – Jump Force: Un placer culposo

Gamerz

Review – Jump Force: Un placer culposo

Jueves 14 de Marzo de 2019

Lanzada en agosto de 1968, Shonen Jump no tardó en transformarse en una editorial de renombre internacional. Con títulos como Dragon Ball, Saint Seiya, City Hunter, JoJo’s Bizarre Adventures, Naruto, One Piece y mas, es difícil obviar la influencia que Jump ha tenido en el mundo, tanto en Japón como internacionalmente. El pasado año se celebró el quincuagésimo aniversario de Shonen Jump, y para celebrarlo se planeó un nuevo juego de peleas que cruzaría a varias de las sagas que residen bajo su techo.

Jump Force no logró salir durante el 2018, y terminó siendo lanzado a principios del 2019, y el resultado es mixto. Por un lado, es un juego anacrónico, con una presentación que pareciera sacada de los días de la primer PlayStation, o quizás de los primeros años de su sucesora. Por otro lado, las peleas son un espectáculo visual y el estilo gráfico adoptado brilla, creando combates sorprendentes.

La historia nos pone en los pies de un personaje que creamos al principio del juego, cuando los villanos de los mundos de Jump invaden nuestra tierra. Sí, la premisa del juego y de ahí la consigna visual es que los mundos se unen, y los malos de Dragon Ball, Naruto, One Piece y mas invaden el nuestro, destruyendo lo que encuentren a su paso. El protagonista que podremos crear es revivido por Trunks y un robot, y renace como un héroe de Jump, capaz de aprender las habilidades de casi todos los personajes del juego y con una fuerza sin par.

La premisa es interesante, pero está llena de problemas y oportunidades perdidas. Para empezar, las animaciones en las escenas es mala, o quizás muy mala. La falta de expresiones en los personajes es algo inaudito para este año, y a eso se le suman las animaciones de los movimientos, que parecen sacadas del mismo estudio de Food Fight. A esto le podemos sumar un pésimo lip sync (la animación de las bocas con los diálogos que se están diciendo) y tenemos algo que no está para nada bueno, y menos dentro de una IP tan importante.

El juego nos deja hasta cierto punto personalizar a nuestro avatar, darle una cierta apariencia estética y después vestirlo usando varias vestimentas inspiradas en los diferentes mundos de Jump, incluyendo una enorme cantidad de cameos de personajes que no llegaron al juego. La personalización en términos generales está muy buena, y sigue el espíritu del Dragon Ball: Xenoverse, pero se ve afectada por el punto anterior, algo que no pasaba en Xenoverse, donde nuestro personaje y todos los demás gozaban de muchísima personalidad y expresión.

Progresar en Jump Force por suerte es en general sencillo, aunque no menos complicado. Las historia progresa en base a ciertas misiones que se activan al hablar con alguno de los personajes principales de la misma, en algunos casos necesitaremos completar misiones secundarias para poder continuar con esta. El hub central del juego tienen varios vendedores, donde podremos no solo iniciar nuevas encomiendas, que nos ayudan a conseguir mas créditos, cosméticos y habilidades, sino también misiones secundarias que ahondan en las historias de los personajes. La mayoría son malas, pero las que no, son bastante entretenidas y demuestran que conocen sobre los personajes que están manejando.

Jump Force es principalmente un juego de pelea, y todos los problemas antes mencionados no se trasladan al combate. Las peleas son rápidas, dinámicas y entretenidas, aunque no para todos. En pocas palabras, es un juego diseñado para el jugador casual, aún cuando Spike Chunsoft diseñó nuevas mecánicas que hacen de las peleas un poco mas técnicas y menos monótonas, aunque se pueden explotar como pasaba con Xenoverse, aunque ahora no contra otra persona.

Las peleas son en el formato de uno contra uno, pero se pueden llevar hasta tres personajes, dos de los cuales permanecerán como soporte y podrán usarse como asistencias durante la pelea. Podremos rotar de personajes, pero lo extraño, es que todos comparten la misma barra de vida, algo que quizás sea resultado de un sistema que se planteó tarde en el desarrollo, o una forma de no estirar las peleas. Lo cual no sería malo de no ser por los excesivos tiempos de carga del juego.

Combinar personajes no es tan importante como digamos en un Dragon Ball FighterZ, lo que permite a uno armar un equipo con sus favoritos. Aún así ciertos luchadores están bastante desbalanceados, lo que permitirá, en especial cuando juguemos contra otras personas, explotar ciertos combos de forma constante. Hablando de jugar contra otras personas, es sorprendente que, a pesar de todos los problemas del juego, el apartado online, o mas bien el matchmaking funciona de primera, con poco y nada de lag. Aún así no entiendo la necesidad de tener Lobbies de partida por rango en un juego con un enfoque casual.

El espectáculo visual brilla en cada pelea, y lo que temí por mucho tiempo no se cumple, ya que el cambio radical de estilo visual funciona casi a la perfección con la mayoría de los personajes, de formas que no me lo esperaba. Sí, ver a Goku o Midoriya es rarísimo, pero otros personajes como Kenshiro o Kenshin van de la mano de forma perfecta. Incluso Yugi y sus invocaciones. Y hablando de poderes, el Unreal Engine 4 le da vida a estos escenarios inspirados en nuestro mundo y efectos visuales de forma increíble. Lanzar un Kame Hame Ha deja partículas y destrucción por todos lados, mientras que otros poderes iluminan el escenario de formas increíbles. Sumado a la calidad en las animaciones de estos ataques y de los Super ataques, no me quedan dudas de que todo el presupuesto y tiempo de desarrollo se invirtió acá.

Jump Force es como mencioné anteriormente un Placer Culposo. Uno de esos juegos que uno sabe que no están a la par de lo que tendría que ser, pero que aún así logran sacarnos horas y horas de tiempo. ¿Me hubiese gustado un mejor tributo a los 50 años de Jump? Sí. ¿Hubo mejores juegos de Jump? También sí. Pero Jump Force tiene su encanto, como si de una película de clase B se tratara, y es un juego que le va a gustar a los fanáticos de aquellas franquicias que no reciben el mismo cariño que las tres grandes.

Gastón Morales

Video

Foto: Bandai Namco

Acerca del autor

MktR Gamerz

MktR Gamerz

Estados Unidos Estados Unidos

Notas relacionadas