Cargando...
El juego de cartas que practican la mayoría de los jugadores de la NBA y por el cual apuestan millones de dólares

NBA

El juego de cartas que practican la mayoría de los jugadores de la NBA y por el cual apuestan millones de dólares

Jueves 9 de Agosto de 2018

La NBA suele estar caracterizada por ser una liga en la que el dinero se mueve en cantidades importantes. Los traspasos de jugadores tienen cifras descomunales, al igual que los contratos de sponsors que se firman y los espectáculos que se dan en los estadios donde se disputan los partidos. Pero también está relacionado con las importantes cifras que se manejan en las casas de apuestas.

Lo curioso en este caso es que se trata de apuestas, pero no hechas por los fanáticos sino por los propios jugadores de los equipos. Por supuesto, estas no tienen que ver con partidos de la propia liga sino con un juego que funciona de pasatiempo en las concentraciones y los viajes de los equipos de una ciudad a otra.

Hablamos del Booray, un juego de cartas que ha cautivado a la mayoría de los jugadores, tanto que incluso ha sido motivo para que las apuestas comiencen a participar del juego. Según una nota publicada por The Action Network reveló, se llegaron a apostar 1,4 millones de dólares en una partida y hasta incluso se puso en juego un Rolls-Royce, un auto de lujo.

El Booray, de origen francés, es un juego de cartas similar al que en Argentina se conoce como “Tute cabrero”. Se juega con la baraja española de cuarenta cartas y suelen participar de la partida entre cuatro y cinco jugadores. El objetivo del juego es adivinar cuantas manos va a conseguir el otro jugador a partir de las cartas que se repartieron, el que adivine recibirá puntos y, por supuesto, el que más puntos tenga al finalizar el juego ganará.

El mismo artículo comenta que han sido varios los problemas que este juego ha generado, incluso en una oportunidad un jugador amenazó a otro con un arma de fuego luego de perder. Por este hecho y otros, varias franquicias de la NBA han prohibido durante un periodo este juego y otros donde hay apuestas.

"Es un juego complicado con dosis importantes de competitividad. Quieres ganar más que el chico que tienes al lado, pero al final esto es bueno porque construye camaradería. Las apuestas crecen rápido, pero no importa si lo que te estás jugando es un dólar o cien", comentó Jason Terry, jugador de los Milwaukee Bucks que tiene 41 años y 15 temporadas como jugador de básquet profesional.

Además, agregó: "No puedo decir qué jugadores ni dónde tuvo lugar la partida, pero fue el momento de mayor locura de mi vida. Llegué a decirme que ni siquiera debería estar jugando esa mano en la que se estaban apostando 1.400.000 de dólares".

El equipo de Boston Celtics tiene una anécdota muy interesante en cuanto a este juego. El exjugador Gilbert Arenas le comentó al periodista Jon Gold una de las situaciones más intensas que vio a partir del Booray. "He escuchado que aquellos Celtics de Kevin Garnett, Ray Allen y Paul Pierce, esos mismos tipos, se apostaron Rolls-Royces en un avión. No hay nada gracioso ahí. Simplemente trataban de arruinar al resto. Es como si pones a Tiger Woods, Michael Jordan y a Floyd Mayweather en una mesa de apuestas. No se trata del dinero, porque ellos lo tienen. Tratan de hacerte daño”.

Notas relacionadas