Cargando...
Review - Super Dragon Ball Heroes World Mission: Para fanáticos

eSports

Review - Super Dragon Ball Heroes World Mission: Para fanáticos

Miércoles 24 de Abril de 2019

Cuando muchos de nosotros éramos chicos, íbamos a los salones de Arcade, a jugar a las "maquinitas", metiendo fichas para disfrutar de títulos que no se podían conseguir en la “Nintendo” o “Sega”. No fue sino hasta mas adelante, con la llegada de la DreamCast y la PlayStation 2 que dichas experiencias se volcaron de lleno a las consolas, y lentamente, los salones de Arcade fueron desapareciendo.

Esta experiencia no fue exclusiva de nuestra región, sino mas bien un fenómeno casi global. La comodidad de poder comprar un juego por única vez y disfrutarlo ad eternum le ganó a la monetización de pagar por cada "vida" que ofrecían estos lugares. Si bien, esto fue cierto para gran parte de Occidente, en Japón, el fenómeno nunca murió, y es al día de hoy que los salones de Arcade siguen teniendo la vigencia e importancia que hace 25 años en el resto del mundo, con juegos exclusivos para ellos.

Super Dragon Ball Heroes es uno de ellos, un híbrido de cartas reales y entretenimiento digital, formato bastante popular en la tierra del Sol Naciente, y que llega por primera vez a estas costas. De más está decir que este ha sido uno de esos títulos que los fanáticos de la saga han esperado con ansias, aunque con pleno conocimiento de que nunca iba a suceder.

Quizás por este motivo fue una total sorpresa su anuncio, meses atrás.

De los Arcades a casa

Super Dragon Ball Heroes World Mission es una traducción cuasi perfecta de lo que los japoneses vienen disfrutando hace años, con algunos cambios. Para empezar, el juego no usa cartas físicas, sino que las mismas las conseguiremos en el juego. A su vez, cuenta con modos nuevos, pensados para complementar la experiencia, y traer ese paquete de “lanzamiento en consolas” que tan popular fue en los noventas.

El formato del juego es sencillo, aunque tiene una profundidad extensa, que requerirá de horas de lectura, o unos cuantos temas de Reddit con técnicas. Como jugador, uno tiene que armar un mazo de cartas, 7 en total y enfrentarse a un oponente que estará en las mismas condiciones. Las cartas representan a los diferentes personajes del universo de Dragon Ball, y tendremos varias que representan personajes nuevos, o transformaciones nunca antes vistas, como un Broly SSJ4 o un Gogeta SSJ3.

Super Dragon Ball Heroes es un triunfo del “fanservice” que de seguro tendrá a los mas adeptos pegados por horas, pero ahí es donde quizás encontremos los mayores problemas del juego.

En general, no hay nada problemático de gran forma con Heroes. O por lo menos me gustaría que fuera tan sencillo. El mayor problema de este título, recae en que se ha trasladado un juego enteramente arcade a un lanzamiento de consolas, y elementos como el modo historia se sienten desconectados. No hay por así decirlo una progresión lineal, y si bien la trama está contada en capítulos, podremos conseguir prácticamente todas las cartas que queramos desde el primer momento.

Esta ausencia de linealidad perjudicará en mayor nivel a los jugadores mas casuales, que se verán sumidos en un mundo de habilidades activas y pasivas que sus cartas activarán sin tener la mas mínima idea de qué está pasando en pantalla.

Los personajes de las cartas se separan en diferentes unidades, y entre las 7 que usemos para el mazo, será importante armar grupos de estos, para poder realizar combos. La explicación básica al sistema está presente, pero de poco sirve cuando nos enteramos que hay cartas con habilidades que priman al sistema de clases. Asímismo, otras cartas activan ataques en combinación e incluso fusiones o poderes especiales. El juego nos dará una mínima lección sobre estas mecánicas, pero no tardaremos mucho en darnos cuenta que será mejor empezar a analizar a fondo las cartas que nos toquen antes de seguir adelante.

Aciertos y equivocaciones

El mayor inconveniente que encontré en el juego fue el uso de la mecánica Charge Impact o CI. Esta es la que dispondrá si un ataque será efectivo o no. La misma consiste de una barra de energía que se llena y vacía de forma constante para que nosotros detengamos. La idea es que ambos jugadores tienen que frenar su CI lo mas cerca de estar llena posible, y quien mas carga haya conseguido, gana. Ganar implica que de estar atacando, se hace mas daño y activan habilidades especiales, incluyendo ataques poderosos. De estar defendiendo, se evitan dichas habilidades y ataques y se baja el daño de gran medida. El problema recae en que en particular en el modo historia, la IA suele cargar la barra al máximo de la nada – no es raro ver la barra casi vacía solo para que al frenarse se llene de golpe -.

Sacando este tema, que no impacta tanto cuando jugamos con otras personas, salvo que haya lag de ser online, estamos ante un entretenido juego, que es una adaptación de un juego Arcade, con todo lo que eso implica. Super Dragon Ball Heroes World Mission no tiene microtransacciones, y conseguir cartas nuevas es normalmente sencillo. Cada batalla completada nos recompensa con tickets normales y en raras ocasiones, tickets raros. Cada uno de ellos nos permite sacar cartas de una maquina de “Gacha”. También hay una opción para crear nuestras propias cartas, con un genial creador que nos dejará armar las cosas que mas nos gusten.

En cuanto a contenido en sí, Super Dragon Ball Heroes cuenta con un modo arcade con diferentes misiones, un modo historia y online. El modo historia es interesante, tomando un poco la premisa de la saga Xenoverse pero con un cambio. En lugar de ser un agente de la Patrulla del Tiempo, seremos un joven que juega al Dragon Ball Heroes, cuando descubre que los personajes del juego y anime empiezan a aparecer en su mundo. Imaginen Digimon pero a la inversa. La historia dura unas 8 a 15 horas, dependiendo de lo que uno demore, y si bien es interesante, se siente mas como un agregado a un modo pensado para el juego.

Cortita y al pie

Super Dragon Ball Heroes World Mission es un gran juego para los fanáticos de la saga y una experiencia que me ha resultado en demasía adictiva. Siempre tuve pasión por los juegos de cartas, la sensación de abrir sobres y conseguir alguna de las raras, y esta entrega lo cumple a creces. Definitivamente no es un juego para todos, pero los amantes de la obra de Toriyama encontrarán acá una cantidad de “fanservice” extensa, con infinidad de pequeños detalles para alegrarles el día.

Por: Gastón Morales

Notas relacionadas