Cargando...
Anthem VIP Demo – ¿Diamante en bruto o puro humo?

Gamerz

Anthem VIP Demo – ¿Diamante en bruto o puro humo?

Miércoles 30 de Enero de 2019

Este pasado fin de semana se pudo probar a gran escala Anthem, el nuevo juego de BioWare (Mass Effect, Dragon Age, KOTOR) y los resultados han sido interesantes, por así decirlo.

Bajo el formato de una demo VIP, a la cual tuvimos acceso cortesía de nuestros amigos de EA Latam, pudimos probar unas cuantas horas del nuevo juego, eso sí, siempre y cuando el mismo nos dejara jugarlo. Y ello se debió a que esta primer demo, para la cual los usuarios tenían que tener una precompra hecha del juego, no funcionó para nada bien durante este pasado fin de semana. Pero antes de comenzar por los problemas, veamos de qué se trata Anthem.

Una nueva ópera espacial

Anthem es la respuesta a los cambios de los tiempos. Construido sobre el Mass Effect Andromeda, este nuevo juego desarrollado por BioWare Edmonton busca mezclar un mundo compartido con exploración y elementos de historia. El juego nació hace unos cuantos años, y fue revelado durante la E3 de hace 2 años, para sorpresa de todos.

Desde entonces el juego se mantuvo medio en secreto, revelando detalles de a poco, con un par de eventos donde se pudo probar versiones en desarrollo del mismo.

En Anthem, los jugadores trabajan como freelancers, tomando trabajos en el Fuerte Tarsis y usando las Alabardas (Javelins) para cumplirlos. Las Alabardas son exotrajes, que podremos personalizar tanto visual como funcionalmente. Hay cuatro estilos de Alabardas que estarán disponibles al salir el juego, y que tienen diferentes diseños y funcionalidades.

La demo VIP nos vio investigando un objeto que tenía la capacidad de multiplicar seres, separando sus personalidades en diferentes versiones de la misma persona, luchando contra nuevas especies de alienígenas y resolviendo algunos misterios mientras nos defendíamos de enemigos y fauna por igual.

El juego completo promete este tipo de contenido potenciado, con una historia principal que podremos abordar de forma solitaria o en equipos de hasta 4 personas.

Un RPG familiar, pero nuevo

La premisa del Anthem es la de explorar el mundo utilizando las Alabardas. Estos trajes no solo protegen al personaje, sino que le dan acceso a un enorme arsenal de herramientas para explorar y defenderse. El juego es en primer lugar un título de disparos en tercera persona con habilidades. Las habilidades le dan un tinte adicional a los combates y pueden cambiar la experiencia por completo. Por ejemplo, la Alabarda Storm puede invocar un rayo para que haga daño de área a un grupo de enemigos, o lanzar orbes de fuego para quemarlos o hielo para congelarlos.

Estas habilidades varían entre las cuatro clases, que incluyen al Ranger, Storm, Colossus e Infiltrator. Cada una tiene un rol, y jugarán un papel mas importante en las misiones mas avanzadas del juego, de las cuales pudimos ver un pantallazo con la Fortaleza que se habilita al terminar las misiones de historia en la demo.

Hasta acá, uno podría decir que Anthem se ha preocupado por cubrir una lista de funciones disponibles ya en juegos similares, como Destiny y The Division. Pero lo que diferencia al juego de BioWare del resto es la forma en la que podremos explorar el terreno, mundo e incluso enfrentarnos a nuestros enemigos. Algo que nos sorprendió a todos durante la presentación del juego, fue la posibilidad de volar libremente en el mundo, y esto llegó sin cambios al juego, y es sin lugar a dudas lo mas único de Anthem, y lo mas divertido. La posibilidad de volar pone a Anthem por delante de la competencia, y le da ese diferenciador que tanto necesitará cuando salga al mercado.

Diamante en bruto

Como anticipaba en el título de la nota, Anthem es lo que yo llamaría un “diamante en bruto”, una propuesta mas que interesante, y capaz de hacerse un lugar entre Destiny, Warframe y The Division de cara al futuro, pero en el estado en el que estaba en la demo, resta mucho trabajo, y dudo que mucho de lo que voy a mencionar pueda ser solucionado antes o durante los primeros días del juego.

El principal problema que aquejó a todos los jugadores de la demo VIP fue el servidor. Uno pensaría que una demo que estará disponible para un grupo selecto de gente tendría la capacidad adecuada en el servidor para alojarlos, pero lamentablemente y como la historia con este tipo de lanzamientos recalca, los servidores no aguantaron. El viernes fue casi imposible conseguir entrar al juego, o permanecer mas de 1 hora en el mismo, mientras que el domingo para los jugadores de PlayStation 4 les fue directamente imposible en casi todos los casos. BioWare prometió que la próxima demo, que será abierta, tendrá la capacidad suficiente para alojar a los jugadores, y creería que sería una buena forma de poner a prueba a los servidores, considerando que Anthem sale en pocas semanas.

El segundo de los problemas, el cual BioWare prometió resolver para la segunda demo, sino caso contrario antes del lanzamiento del juego, fue el de la “Pantalla de Carga Infinita”. Este fue el problema que me alejó de poder seguir jugando al juego, y me hizo disfrutarlo menos de lo que se merecía. Básicamente al iniciar una pantalla de carga, esta nunca termina, teniendo uno que cerrar el título y volverlo a ejecutar y cruzar los dedos para que no vuelva a suceder. Este problema no sería del todo grabe, si no fuera por dos motivos.

Los escenarios tienen varios puntos donde hay que transicionar entre una zona y otra, lo que implica una pantalla de carga, y que todas las recompensas, incluyendo la experiencia, están atadas a completar la misión. Si la misión no se completa, se pierde todo el progreso obtenido. Esto no sería un problema enorme, si cada misión empezara y terminara sin pantallas de carga en el medio, pero ya dentro de las que la demo ofrecía, uno podía ver dicha transición hasta 4 veces, y cada una de ellas me helaba la piel, porque no solo arriesgaba perder mi progreso en la misma, sino que todo lo que había conseguido. Y eso incluye recompensas Legendarias, una de las mas raras disponibles en la demo, y algo que le sucedió a uno de mis compañeros.

La navegación en el Fuerte Tarsis también entorpeció la experiencia, pero por suerte esto será resuelto en breve para facilitarla. Lamentablemente no se habló de poder personalizar la Alabarda fuera de la forja, lo cual nos prohíbe hacer cambios en medio de una misión.

¿Qué podemos esperar el 22 de febrero?

Sacando los problemas técnicos, que pueden ser resueltos, Anthem ofrece una experiencia excitante para el jugador. Un mundo que promete ser inmenso y lleno de secretos, puzles, variedad de armas y habilidades ,clases y mucha personalización que harán de este un lanzamiento con la posibilidad de llevarse horas y horas de nuestros días.

Aún así hay que mantener un poco de cabeza fría, ya que este tipo de juegos se enfrentan a problemas futuros, como fallas de servidor, pobre contenido post juego (todo lo que viene terminada la trama principal), contenido adicional que puede llegar tiempo después del lanzamiento, y mi mayor temor, es con el sistema de recompensas, ya que si Destiny nos ha enseñado algo, es que todos quieren probar esa nueva pistola apenas la han conseguido, y no esperar a volver a la zona central y mandar otra misión para hacerlo.

 

Notas relacionadas