Cargando...
Review FIFA 19: Lo viejo le abre camino a lo nuevo

eSports

Review FIFA 19: Lo viejo le abre camino a lo nuevo

Domingo 30 de Septiembre de 2018

FIFA, históricamente, basó su éxito en ser el pionero en lograr el mayor realismo que se podía imaginar para un juego de fútbol. A través de sus motores gráficos, motores para la física del balón y de los movimientos de los jugadores, reproduciendo atmósferas para cada competencia, diseños de los estadios y sus fanáticos, y reproduciendo atmósferas para cada competencia logra experiencias inmersivas sin perder el objetivo de tratar de ser el juego más divertido de fútbol del mercado.

FIFA 19 no es una reinvención para la saga, ni una redefinición de su paradigma, pero sí una reafirmación de su rumbo y una confirmación de que en su marcha arrolladora, es difícil disputarle el trono.

En esta edición, la mejora en el realismo estuvo centrada en el control de la pelota con precisión. Recordemos que en las últimas ediciones habían mejorado, por ejemplo, cómo los jugadores impactaban el balón teniendo en cuenta la manera en la se habían perfilado (la posición del cuerpo en relación a la pelota para favorecer el movimiento).

El control de pelota (con el uso del stick analógico derecho del control) te permite acomodar el cuerpo para favorecer su control con precisión. Los primeros intentos, se siente algo incómodo y forzado. Al encontrarle el ritmo a los movimientos, te vas a preguntar cómo habías jugado todo este tiempo a FIFA sin esa posibilidad.

Otra mejora en esta edición se da en los disparos al arco. Al cargar un remate, si volvés a apretar el botón de disparo cuando el jugador está impactando el balón, lográs transformar la pelota en un misil dirigido. El problema de esta mejora es que si no se logra realizar con el timing perfecto, el jugador hará un disparo verdaderamente miserable. Vale la pena intentar dominar este arte si sos un jugador exigente y de primer nivel, pero para el jugador casual esta mejora pasará totalmente desapercibida.

Una diferencia notable con las ediciones anteriores, se ve en el sistema de pases. Ya no tienen la dirección tan asistida como antes, aunque sigue habiendo una leve ayuda, ahora la dirección de los pases debe realizarse con el stick analógico y hay que ajustar mejor la potencia. En tu primera partida, dejarás 50 pases cortos pero no te preocupes, en el segundo partido ya te empezarás a acostumbrar.

En mi humilde opinión, siempre desprecié que en las ediciones anteriores los jugadores que tenían gran velocidad eran una ventaja absoluta para el juego. No hacía falta controlar ni dribblear ni pensar en el juego, solamente un pase largo a tu jugador más rápido lograba sacar ventaja sobre cualquier defensa del mundo. En esta entrega, la velocidad ha sufrido un cambio drástico, y este pequeño gamer devenido en periodista lo celebra. La precisión de los pases y el control de balón del receptor ahora son tan importantes como la velocidad de tu jugador. Por otro lado, es cierto que los jugadores que son más lentos, ahora son tanques alemanes tratando de avanzar sobre la Siberia rusa en pleno invierno.

El realismo que FIFA siempre quiso mantener en sus presentaciones, se ve fuertemente empoderado en esta entrega con la adición de la UEFA Champions League. La recreación perfecta de la atmósfera de esta gran competición, incluyendo la presentación de cada partido con su himno inicial, es extremadamente disfrutable.

Con respecto a los modos, vemos pocos cambios. Se mantienen los ingredientes que hacen de esta receta un éxito dentro de la comunidad.

El único cambio que merece ser comentado, es el modo que menos luce de todos, el modo kick off. En esta edición, se le dio un aspecto más arcade al permitir que se jueguen partidos con reglas particulares, como solo goles de cabeza o volea, o sin reglas en absoluto. Este último es verdaderamente divertido para jugar cuando recibís algún invitado en casa, sin offsides ni faltas ni reglas… Caos.

En este modo, es destacable el publicitado modo survival, donde luego de marcar un gol, un jugador de ese equipo es automáticamente eyectado del campo, pasando a quedar en desventaja numérica. También parece ser una bocanada de aire fresco para la diversión de las competiciones domésticas.

De más está mencionar que en esta entrega, también contamos con el modo de “El Camino” pero en este caso cuenta con tres líneas de narración, sumando la historia de Kim Hunter a la de los ya conocidos y queribles, Alex Hunter y Danny Williams. Este modo sigue siendo disfrutable y un valor agregado para la saga, pero sigo sin entender por qué le agregaron la toma de decisiones cuando no afectan en nada a la historia. Podría ser de gran valor pero ese aspecto sigue fallando miserablemente. En el primer capítulo con Danny Williams se presenta una decisión como “clave” al hacernos elegir si debía hacer un comercial con una foto o solo para la radio… Y nunca más se menciona el tema…

Cortito y al pie

FIFA 19 es otra muy buena entrega de la franquicia que pareciera nunca decepcionar. Con mejoras en la jugabilidad, que hacen que cada juego se sienta distinto a su predecesor, seguirán entregando miles de horas a la comunidad futbolera. El modo “El camino” funciona a la perfección y es otra vez, un paseo obligatorio a todos los que compren el juego. El modo carrera y ultimate Team no presentan grandes cambios pero ¿Por qué arreglar lo que no está roto?

Nota por: Diego Robledo

Notas relacionadas