Cargando...

La historia detrás del cambio de color en las pelotas de los Mundiales

Cada vez más cerca de definir al campeón de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, la Telstar 18 que preparó adidas para el certamen ha sido uno de los tantos factores por los cuales se ha calificado a su organización como una de las prolijas de los últimos años.

En blanco y negro durante la fase de grupos y en una gama de tonalidades rojizos a partir de los octavos de final, el balón reedita a la primera versión de una pelota con base de color blanco y no naranja en el Mundial de México 1970 que llevó el mismo nombre.

Y es que, cuatro años antes, durante el Mundial de Inglaterra 1966, el “boom” de la televisación del fútbol se tradujo en más de 400 millones de espectadores en todo el mundo gracias a la señal de BBC, pero la mayoría de televisores solo podía transmitir en blanco negro, tornando la trayectoria de la pelota naranja difícil de seguir por todos.

Por este motivo, adidas lanzó su primer modelo mundialista y le dio el nombre de Telstar (estrella de televisión) a una pelota en blanco y paneles en negro que mantuvo su diseño de base durante el resto de ediciones del certamen.

Pasando por la Tango de Argentina 1978, la Azteca de México 1986, Fevernova de Corea-Japón 2002, Jabulani de Sudáfrica 2010 y la última Brazuca de Brasil 2014 entre otras, la marca de las tres tiras ha mostrado al mundo lo más innovador del mercado cada cuatro años, sin dejar de respetar el color blanco en favor de los televidentes y espectadores en el estadio.

A vos ¿cuál te gusta más?


 

Sorteos en mkt®

¿Querés ganarte la camiseta de los finalistas de la Libertadores?
¿Querés ganarte la camiseta de los finalistas de la Libertadores?
Seguí a @MktRegistrado en las redes y enterate cómo hacerlo
Ir al sorteo

Notas relacionadas