Cargando...
El brasileño que se iba a convertir en jugador de la Roma y en minutos fichó para el Barcelona

Novedades

El brasileño que se iba a convertir en jugador de la Roma y en minutos fichó para el Barcelona

Estaba todo acordado para que se convirtiera en nuevo jugador del equipo italiano pero una oferta de último minuto del equipo catalán hizo que eligiera jugar en Barcelona.
Miércoles 25 de Julio de 2018

Sin lugar a duda el jugador de fútbol profesional brasileño Malcom será el protagonista de la novela del mercado de pases de esta temporada tras tener todo para firmar con un equipo y en menos de 24 horas cambiar de opinión, viajar a otro país y sellar su vínculo con otra institución.

Se trata del exjugador de Bordeaux de Francia que debía llegar a Roma en la mañana del lunes para hacerse la revisación médica en la institución de la Loba y que cambió de opinión, no se presentó e inclusive viajó a Barcelona para, este martes, ser presentado como refuerzo del equipo donde juega Lionel Messi.

Malcom había sido apuntado a los dirigentes del equipo italiano por Ramón Rodríguez Verdejo, "Monchi", director deportivo del cual hablamos en los últimos días. El Bordeaux y la Roma ya se habían puesto de acuerdo en todo lo que tiene que ver con el papelerío en incluso el equipo romanista ya había dado la noticia en su página web. Solo faltaba la llegada del jugador procedente de Francia, pero el brasileño nunca se subió al avión.

¿Qué sucedió? Tal como informa el sitio web Infobae, el jugador formado en Corinthians que es profesional desde 2014 decidió revisar la oferta que le habían enviado desde Barcelona y tras leerla se interesó más por esta que por la del club italiano. De esta manera y al no haber firmado nada con el club decidió cambiar su elección y dejó sin nada a la Roma.

El martes al mediodía Malcom llegó a la ciudad deportiva del FC Barcelona donde se hizo la revisación médica correspondiente y luego firmó los papeles que lo hacen jugador culé hasta la temporada 2022/23. La trasferencia se cerró en 41 millones de euros. Además, una de las cláusulas del contrato indica que el jugador podrá cobrar un millón de euros extra si cumple con algunos objetivos extras.

 

Notas relacionadas