Cargando...
¿Cómo funciona la cocina del comedor de los atletas de Buenos Aires 2018?

Buenos Aires 2018

¿Cómo funciona la cocina del comedor de los atletas de Buenos Aires 2018?

Instalada en una gran carpa dentro de la Villa Olímpica, produce 143 mil porciones de comida por día.
Domingo 14 de Octubre de 2018

Los Juegos Olímpicos de la Juventud se han transformado en una gran fiesta del deporte a partir de su tercera edición, la cual se está llevando a cabo en estos días en la ciudad de Buenos Aires. De esta cita deportiva están participando 4012 atletas, los cuales pasan al menos tres veces por día por el comedor de la Villa Olímpica.

Villa Soldati está siendo parte del comedor más grande del mundo por unos días. Tanto los atletas como los entrenadores, asistentes, el personal y los voluntarios que trabajan en la Villa Olímpica comen en este comedor de 5.600 m2, de los cuales 2.400 m2 están siendo ocupados por la cocina.

Todos los días un equipo de 40 cocineros comandados por el chef Christian Zorer ponen manos a la obra para producir 143 mil porciones de comida, que incluyen desde carne argentina hasta los platos de cada una de las regiones del mundo.

En total el consumo diario de alimentos por parte de los atletas incluye 3,5 toneladas de carne, 2,5 de verduras, 1,5 de frutas de estación y casi 400 kilos de huevos. Estos números, que resultan increíbles a primera vista, son los que se necesitan para alimentar a la miniciudad de deportistas.

Los 4 mil atletas se alimentan de esta cocina al menos tres veces por día, teniendo luego la posibilidad de acceder al comedor y dirigirse a alguna de las mesas especiales colocadas por los chefs en las cuales podrán encontrar alimentos para el resto del día.

Además, los cocineros deben seguir a rajatabla un menú elaborado por el Comité Olímpico Internacional para que ningún atleta deje de conseguir algún alimento que necesite. Uno de los detalles más importantes es el de prestar atención a las diferentes culturas que los atletas tienen. No se les debe pedir que se adapten ellos a una en especial, sino que es la cocina quien se debe adaptar.

Es por esto que los alimentos deben ser muy variados. Por ejemplo, según lo que el chef Zorer le contó al diario Perfil, en el desayuno se sirven desde embutidos y distintos tipos de panes, hasta pescado, fideos y sopas.

Por último, se espera que en los próximos días se lleve a cabo un gran asado con el fin de homenajear a todos los atletas que han venido a participar de la tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud a Buenos Aires.

Notas relacionadas