Cargando...
El argentino que entró a los Juegos Olímpicos por un conflicto religioso en el equipo iraní

Buenos Aires 2018

El argentino que entró a los Juegos Olímpicos por un conflicto religioso en el equipo iraní

Viernes 12 de Octubre de 2018

Su nombre es Santiago Lorenzo y es campeón nacional Sub 18 y no estaba clasificado para los Juegos Olímpicos de Buenos Aires 2018 hasta el día de ayer, con ellos ya comenzados y en el quinto día de competencia.

Su historia es una de las más curiosas de la celebración olímpica que se está desarrollando. Fue incorporado por el Comité Olímpico Internacional para competir en el doble mixto de tenis de mesa junto a Chiarra Morri de San Marino, luego de que el propio Comité Olímpico iraní le prohibiera formar equipo a Amin Ahmadian, representante masculino del país de Medio Oriente con una mujer.

“Me enteré el martes a la tarde mientras yo estaba en el Cenard entrenando. Me dijeron que tenía que ir urgente hasta Tecnópolis, el lugar donde se están desarrollando las competencias porque tenían que hablar algo urgente conmigo. Al principio pensé que era mentira, con los minutos fui entendiendo lo que había pasado”, dijo Lorenzo al canal TyC Sports.

Santiago fue parte del proceso de selección del Comité Olímpico argentino pero quedó afuera al definir la plaza con Martín Betancor. Tras haberse quedado fuera de los Juegos Olímpicos decidió quedarse en Buenos Aires para apoyar al representante argentino y no volverse a su casa en Santa Fe, ese fue uno de los motivos que le permitió poder entrar a participar de los Juegos.“Gracias a que me quedé viendo los juegos como espectador puedo tener esta posibilidad de participar” dijo el jugador.

El Comité Olímpico iraní decidió que su competidor no podía participar de la modalidad de dobles mixtos por razones religiosas, al no ser ella de la religión islámica, y al suceder eso la atleta de San Marino, Chiarra Morri, quedó sin un compañero para la modalidad.  

“El Comité Olímpico Internacional, para que la chica no quedara sin equipo le pidió a la federación que reemplazara al jugador y a partir de eso pude ingresar. Tan rápido fue todo que no pude hacer el trámite para alojarme en la Villa olímpica con los demás competidores, por lo que voy a seguir viviendo en el Cenard”, dijo el atleta oriundo de la provincia de Santa Fe.

Si bien su debut no fue el mejor, la experiencia y la felicidad por haber clasificado al Juego Olímpico no se le olvidarán jamás.

Notas relacionadas