Cargando...

Eduardo Hiriart, Macron: “Buscamos acompañar clubes sólidos y confiables"

Macron Argentina comenzó a funcionar en el país a fines de 2015 y desde ese momento no ha parado de crecer. Siendo el sponsor técnico de cuatro clubes, que a lo largo del último tiempo han conseguido buenos resultados, el crecimiento de la filial de la marca italiana logró un lugar importante en el mercado.

Eduardo Hiriart, uno de los dos socios que trajo la marca a la Argentina, contó a Marketing Registrado como fue el desembarco de la marca: “Con mi socio José Luis Luraschi no venimos directamente de la industria textil, sino que tenemos distintos orígenes. Eso nos sirvió como puntapié inicial para poder armar la empresa con determinados estándares y determinados puntos que queríamos cumplir. Un porcentaje muy grande de la indumentaria que hacemos la fabricamos acá en Argentina y eso nos llevó, de tener que iniciar también un proceso de instalación de la empresa, comercialización y de márketing con los clubes a hacer todo un desarrollo de industrialización con las características de nuestro país”.

Lanús, Godoy Cruz y Chacarita son los tres equipos que Macron sponsorea técnicamente. “En el proceso de crecimiento de la marca por suerte nos han acompañado el gran desempeño que tuvieron los equipos en el último tiempo. Lanús y Godoy Cruz jugaron Copa Libertadores, y los dos equipos que estaban en el Nacional B lograron el ascenso a Primera División” comentó Hiriart, quien pone énfasis en que la elección de los clubes que viste la marca tiene que ver con un proceso de investigación previo. “Una de las pautas principales que buscamos fue encontrar clubes que tuvieran un esquema de organización sólido y confiable, sumado a que nos den una expansión territorial de acuerdo con nuestra capacidad de inversión y de negocio que teníamos en este primer año”.

Tras un primer balance positivo, la empresa desea mantener y si es posible mejorar el rendimiento, en donde la clave para tener como resultado buenos números, según Hiriart, es la de mantener la política de diferenciación por cada equipo: “Macron no hace una indumentaria igual para todos, cada club tiene su línea de indumentaria desarrollada, , trabajamos sobre el 'total look' de cada equipo, ósea que vestimos a los jugadores desde que entran al entrenamiento, van al hotel, al partido, viajan y eso nos pone un desafío productivo muy importante que es el mayor desafío a lograr para poder crecer. No queremos cometer errores que por ahí vimos que se han cometido en cuanto a querer abarcar mucho y terminar siendo muy reiterativo con un club”.

Macron planea tener un store propio en el futuro con el objetivo de sumar más puntos de venta a las tiendas oficiales de los equipos y las cadenas deportivas actuales. No obstante, los pasos dados por la marca no son apresurados, siempre se pone en primer lugar al club que representan: “Lo primero que hay que saber es que nuestra marca es importante, siempre tenemos que pensar en la calidad del producto, pero, por sobre todo, tenemos que pensar en los escudos que tienen nuestras prendas. Cuando uno se cree que es más importante que el club que sponsorea ahí comienza a tener conflictos”.

La filial argentina de la marca italiana ya recorre su camino dentro de las grandes marcas deportivas.

Notas relacionadas