Cargando...
El ex arquero de Boca y Peñarol que debutó como boxeador

Novedades

El ex arquero de Boca y Peñarol que debutó como boxeador

Jugó en varios de los equipos más importantes de Argentina, estuvo preso por ser acusado de encubrimiento de un homicidio y fue protagonista de varios escándalos pero hace algunos días pudo cumplir su sueño de pelear por primera vez arriba de un ring, la historia de Pablo Migliore.
Lunes 11 de Marzo de 2019

El ex arquero Pablo Migliore ha sorprendido a todos a lo largo de los años con sus excentricidades. En este caso, el último fin de semana se llevó a cabo su debut como boxeador profesional. Ocurrió en un gimnasio de La Matanza con un público compuesto por 500 personas.

Por suerte para él, el debut fue con victoria. En este caso su contrincante fue el cordobés Diego Merlo de 40 años, que acumuló su cuarta derrota consecutiva antes del límite y quedó con un historial de 22 peleas y 15 triunfos y 8 derrotas.

"Yo siempre quise ser boxeador, hoy cumplí un sueño. Mi viejo siempre me decía que el tren para algunos pasa una vez, para otros dos y para otros nunca. Bueno, a mí me pasó ahora y me subí", le comentó el ex arquero de San Lorenzo y Peñarol de Uruguay, entre otros equipos, al diario La Nación luego de la pelea.

Claudio “Chiqui” Tapia, presidente de la AFA, no se quiso perder el debut como boxeador de Migliore y por lo tanto asistió al gimnasio a presenciar la pelea. Con 37 años, Migliore está convencido de que el boxeo es su deporte de ahora en más y que su edad no le impide poder competir.

"No sé todavía si voy a dejar definitivamente el futbol, lo que sí sé es que el lunes a las 6 de la mañana vuelvo al gimnasio para preparar el próximo combate. Me gustaría tener la chance de pelear por algún título argentino o sudamericano. Espero poder obtener la licencia de la FAB para enfrentarme a los mejores", dijo Migliore.

En este caso, su debut en el boxeo fue a partir de contar con una licencia de World Pugilism Commission (WPC), una entidad paralela a la FAB, que le cumplieron el sueño de boxear sin tener experiencia previa como amateur.

¿Por qué la FAB no fiscalizó el combate? Porque no cumplió con el requisito básico que exige la Federación Argentina de Boxeo: tener licencia.

Por su parte la World Pugilism Commission es una entidad que habilita a que muchos boxeadores que ya no cuentan con una licencia de la FAB por bajo rendimiento o exceso de edad, puedan seguir compitiendo para ganar algo de plata dentro del ring.

Foto: Ignacio Sánchez

Notas relacionadas